La familia MuPla

 

El MuPla (Museo visigodo de Pla de Nadal) ha surgido entre otras de las manos y la mente del arqueólogo Jorge Morín de Pablos. A través de la empresa AUDEMA, Jorge, Isabel Sanchez y Esperanza de Coig-O’Donnell  han estudiado el material procedente de Pla de Nadal y han hecho la selección de piezas que hoy en día se exponen en el museo, así como el diseño del panelado y la edición de los contenidos divulgativos de la guía virtual del MuPla.

La trayectoria profesional de Morín le ha llevado a ser uno de los mejores especialistas en el arte y la cultura visigoda que se encuentran hoy día en el ámbito de la Península Ibérica. Como investigador ha tenido la oportunidad de trabajar en distintos contextos de la época tardorromana en diferentes lugares de Europa. Hemos contactado con él para que responda algunas de las dudas que el análisis y musealización de los restos encontrados en el yacimiento de Pla de Nadal, donde un día se empezara a construir el palacio de Teodomiro, han dejado en nuestras mentes inquietas.

1. ¿Cuando decidió que quería ser arqueólogo?

De pequeño, con siete u ocho años. Me regalaron un libro de C.W. Ceran, de un escritor alemán, que abordaba el tema de los pioneros de la arqueología, y me llamó la atención  conocer el pasado a través de la cultura material. Sin embargo, la persona que me formó como arqueólogo fue Carlos Moncó en sus excavaciones en la Alcazaba de Huete o el monasterio Servitano en Ercávica en la provincia de Cuenca.

2. ¿Hay algún personaje histórico al que le hubiera gustado seguir la pista a través del rastro material de su paso por el mundo?

No soy muy de personajes, ni del pasado, ni del presente, aunque me habría gustado vivir algún acontecimiento de la historia de Grecia o de Roma. Asistir a la boulé en el Areópago de Atenas en tiempos de Pericles o a una reunión del Senado en la Curia de Roma a finales de la República. De época visigoda empezamos estudiando a Teodomiro como un personaje que participa en varios intentos de rebelión al final del Reino visigodo de Toledo y hemos acabado estudiando y recomponiendo su palacio en Ribarroja, el Pla de Nadal.

3. Si no hubieran sido los visigodos, ¿Qué momento histórico le hubiera gustado conocer mejor?

Me interesa el fenómeno de la conquista de Hispania por Roma, ya que me parece un proceso muy contemporáneo y que en general se sigue viendo de una manera tópica. La romanización se presenta como algo maravilloso y fantástico, pero que supuso una pérdida de diversidad cultural enorme. Además, los pueblos hispanos no asumieron ese proceso con docilidad, como fue el caso de los celtíberos o los cántabros, que hoy los catalogaríamos como genocidios.

4. Y ¿Por qué los visigodos?

Los visigodos viven un fenómeno muy del siglo XXI, la migración en busca de nuevas  oportunidades. En un periplo que les llevo desde Rusia hasta la Península Ibérica a lo largo de varios siglos. Un fenómeno que vivimos en la actualidad día a día. Lo podemos ver en el caso de Teodomiro, como se ve obligado a reconstruir sus dominios por la entrada de un nuevo poder en la Península. Fenómenos que se repiten continuamente en nuestros días.

5. ¿Cuál es según su criterio la principal aportación que hicieron a la historia?

La gran aportación fue la creación de una entidad política nueva, una vez desaparecido el Imperio romano de Occidente, en la que tuvieron acogida los visigodos y los hispanorromanos, a pesar de las diferencias religiosas y culturales, que poco a poco fueron desapareciendo.

6. ¿Hay alguna costumbre visigoda que recuperaría para nuestros días?

La libertad. Salviano, un historiador romano del siglo V d.C. nos cuenta: “Iban a los bárbaros en busca de la humanidad romana, puesto que no podían soportar entre los romanos la inhumanidad bárbara. Aunque resultaban extraños por sus costumbres e idioma a los bárbaros, entre quienes se refugiaban, y aunque les chocaba su bajo nivel de vida, a pesar de todo, les resultaba más fácil acostumbrarse a las costumbres bárbaras que soportar la injusta crueldad de los romanos. Se ponían al servicio de los godos o de los bagaudas y no se arrepentían, pues preferían vivir libremente con el nombre de esclavos antes de ser esclavos manteniendo sólo el nombre de libres (Salviano, De gubernatione Dei, V)”

7. ¿Tiene algún personaje favorito dentro del mundo visigodo?

La Reina Gosvinta, esposa de Atanagildo y, tras enviudar de él, del nuevo monarca Leovigildo. Fue testigo y protagonista de una de las épocas más interesantes de los visigodos. Una fémina poco conocida y muy maltratada por los historiadores, que siempre la retratan como un personaje negativo, seguramente por tratarse de una mujer muy poderosa para la época.

8. Alguien que mereció pasar a la historia como un ángel o un superhéroe

Todos aquellos que han luchado por su libertad, desde Espartaco a Malala, la niña que casi

pierde la vida por el derecho a educarse. Desde el punto de vista del pensamiento de la época un héroe fue Teodorico I, uno de los monarcas visigodos más importantes que, además, murió en la batalla de los Catalaúnicos luchando contra Átila, al frente de una coalición de romanos y bárbaros. La acción del grueso del ejército visigodo obligó al monarca huno a retirarse al final de la noche. La batalla significó el fin de la expansión huna en Europa Occidental.

9. Alguien que mereció pasar a la historia como un demonio o un villano.

Todos aquellos que intentaron acabar con la libertad o lo hacen en el presente.

Desgraciadamente la lista de tiranos es infinita y no para de crecer. En época visigoda, un  villano sería el dux Paulo que fue enviado en el año 673 por el rey Wamba a sofocar una rebelión en Septimania y se sumo a la misma, para intentar convertirse en rey. Paulo fue derrotado y capturado. Además Wamba le reservó un castigo especial: el antiguo dux,  decalvado, con la barba rasurada y los pies desnudos, coronado con un cuero teñido de pez, fue paseado en un carro por las calles de Toledo a la vista y mofa de la plebe de Toledo.

10. Los visigodos eran un pueblo de soldados. ¿Cual era el papel de la mujer en este contexto? ¿Hay alguna mujer visigoda a la que su papel en la historia haya salvado del anonimato? ¿Alguna heroína o villana quizás?

Los visigodos eran un pueblo en armas, en ese concepto entraban todos, incluidos mujeres y niños. En las sociedades bárbaras el papel de la mujer era bastante igualitario, en especial en las clases altas o los individuos libres. Conocemos los nombres de muchas mujeres visigodas, ya hemos hablado antes de Gosvinta. Otras como Florentina de Cartagena, abadesa, hermana de Isidoro de Sevilla; Ingunda, nieta de Gosvinta, y mujer de Hermenegildo, de gran carácter, etc. Destaca la monja Egeria, que entre el 381 al 384 realizó un viaje por la Galia, Italia, Constantinopla y Palestina, recogiendo su periplo en un libro autobiográfico.

11. ¿Cual sería el mejor día en la vida de un visigodo?

Las condiciones de vida en aquella época eran muy duras, tanto para los hombres como para las mujeres. Sin embargo, para estas últimas, por los partos, la mortalidad era mucho más elevada. Los datos que tenemos de las necrópolis de la época es que sólo tres niños de cada diez llegaban a la edad adulta y en muchas comunidades las mujeres tenían una esperanza de vida que apenas rondaba los 18 años. A los treinta años, un hombre ya era mayor, aunque siempre había individuos longevos.

12. ¿Qué cosa cree que les llamaría más la atención si tuvieran la posibilidad real de visitarnos en nuestra época?

Seguramente la capacidad de volar e, incluso, de salir al espacio exterior. Es un fenómeno que todavía hoy a nosotros nos maravilla. De Ícaro a la llegada a la luna.

13. Por último ¿Qué aficiones cree que compartiríamos? ¿Cual sería el punto de convergencia de nuestras culturas?

Tenemos muchos elementos comunes, como la práctica de juegos como las “tres en raya”, el “alquerque”, etc. A niveles más profundos no hay que olvidar que la enciclopedia de la época fueron las Etimologías de Isidoro, que reunían en un libro la base de la cultura grecolatina, que es la nuestra. En el fondo no hemos cambiado tanto la manera de pensar, otra cosa es el desarrollo tecnológico, pero los temores o los sueños son bastante comunes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s